La modorra del tinto de verano

No me sienta el verano, cada año lo tengo más claro. El sol me quema por fuera y me chamusca por dentro. Estoy en plena crisis estival (perdón, quería decir desaceleración), y por mucho que me doy con la esponja, no me desprendo del gris (prometo que no es roña, que otra cosa no, pero limpia soy un rato largo). Así que, si el verano pasado me recorté, este año voy a colorearme. A partir de mañana, cada día tendrá un tono (sin poli- delante). Para ello voy a contar con la inestimable ayuda de Elvira, que me ha cedido parte de su colección de dibujos. Y como gracias a vosotros también me siento menos sombría, tengo preparada una sorpresa para el que acierte el significado del mayor número de obras de arte de la peque.

A ver si así me animo un poco...

Por cierto, Ari, el confeti es en tu honor.

5 comentarios:

ariadna dijo...

yupiiiiiiiiiiiiiiii!!! me tenías el estómago hecho un nudo, pero si hay confetti de por medio no hay porqué preocuparse :) Si algo tiene de bueno el verano, además de los bautizos de mar, es que la gente se atreve a lucir todos los colores del mundo, así que felices colores y feliz San Juan!

Nata dijo...

Ya te contaré en nuestra sección de retazos y tontunas...
¡A la hoguera con lo feo! :)

claudia paredes dijo...

Estamos contigo. Ahora...el arco iris sabe algo del asunto? o es toda idea tuya?

mecacholo dijo...

¿No habrá llovido esta noche para que no te sientas tan veraniega ? A veces, Pachamama nos hace estos regalos porque sí...

El arcón de noe dijo...

Me lo he pasado guay con la semana ésta del revés.

:)


*La felicidad no se sabe en qué rincón puede estar escondida...