Miércoles

Hoy me gustaría volver a ser niña de nuevo para disfrutar de mi tarta sin pensar en nada más. Lejos de mundos que no entiendo de talla XL. Siempre he sido muy flacucha, así que no es de extrañar que casi todo me quede grande. Nota: de tanto pasearme por las fotos de la entrada anterior, me olvidé una huella en el riachuelo.

22 comentarios:

ariadna dijo...

lo de ser mayor es sólo un vestido, si abres la cremallera por dentro sigues siendo la misma niña alucinante. y encima tu vestido de mayor es de lunares! anda, ánimo. un beso de la ari de 8 años. por cierto, ¡qué lindos platos y vasos de papel!

noë dijo...

Uchiiii, que mona con su pastel!

Alf dijo...

Lo importante y bonito es no perder nunca la inocencia. Haces muy requetebien.

claudia paredes dijo...

Nata, te olvidas que tienes el corazón XL...!

Rafa dijo...

Siempre debe haber tiempo para una super-merienda con tarta, o mediasnoches, o panteras-rosas.

Un beso enorme y un abrazo aún mayor.

linda dijo...

a mi también me gustaría volver a ser niña, será por eso que escogí esta carrera Psicopedagoga.
adoro los niños y sus fantasticos mundos que solo ellos parecen ver.

zombi dijo...

Me encanta el brillo de tus ojos en esta fotografía. Estás mu feliz.
:D

chiscoleando dijo...

Ah, no! Si eso fuera así, no estaríamos ahora hablando contigo, mejor quedarse en la actualidad y dejar que nos lo cuentes y nos regales esa foto llena de recuerdos y hagamos, todo sea dicho, una tarta con tan buena pinta como la que te estás comiendo para celebrar lo hermosísima que eras y eres.
Por cierto, no te descuides que tienes muchas cosas pendientes, acuérdate de los marcos lunarescos para las ventanas de todos los barrios de todas las ciudades y de las pinzas lunarescas con las que tender la ropa de todas las personas de todos los barrios de todas las ciudades. ¡Una empresa lunaril!

Superesku dijo...

me chifla la cubertería

{dime que aún la tienes, dime que aun la tienes}

Karina (Bambi) dijo...

Que niña hermosa, que ojos tan bonitos... Yo también ser niña de nuevo y que nos encontremos a la vuelta de la esquina para jugar.

al dijo...

Si nadie lo dice lo haré yo: es una tarta de Nata.

Ya está, ya lo he dicho.

color lili dijo...

Antes disfrutabamos cada cosita en el momento como una aventura o un juego sin ninguna obligacion. Ahora cada acto nos hace responsable y bajo presion del reloj, las obligaciones de la vida... parece que la poesia pierde lugar...
Una osa de adulto que destesto es escribir cartas administrativas ; el otro dia le puse un sello en forma de corazon rosa al sobre de los impuestos (porque no tenia otro) pero la verdad, le devuelvio un poco de ligeridad a la cosa.

Gálago dijo...

Mete a tu mundo XL en agua calentita para que encoja, así le das un bañito relajante...

(anteyer me compré El árbol rojo pensando en ti)
:)

el albatros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
el albatros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
el albatros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
maria dijo...

uff. cómo entiendo eso de las cosas que nos quedan grandes. la mitad de mi vida adulta me sobra. tendría que hacerme un buen dobladillo.

yo tb he alucinado con los platos y vasos :)

VERO dijo...

A veces no vemos lo grandes que somos, y nos lo tienen que recordar de vez en cuando, ¿no?
Un besote :)

ada dijo...

yo siempre me he sentido como una niña...
¿en que momento nos hacemos adultos?
¿alguien lo sabe?

zombi dijo...

Cuando te sientes solo. Me imagino...

Gálago dijo...

¿Que cuándo nos hacemos adultos?
Supongo que cuando los demás creen que ya lo somos (o que ya lo deberíamos ser)

[Zombi tienes mucha razón, aunque... ¡qué mayor soledad hay que la de un niño!]

el albatros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.