Escala de grises

Me he pasado todo el verano deseando que llegase el otoño. Tenía una extraña necesidad de lluvia y gris. Pero hoy no me apetece. Hoy quiero azul, quiero agua corriendo por las entrañas de la tierra y dando volteretas en un tronco de árbol, quiero cerrar los ojos y oír el viento entre los árboles, y quiero estar lejos, muy lejos, donde no sea nadie. Pero recortarse un anonimato es prácticamente imposible. Solución: tendré que conformarme con pasear por las fotos que hice este verano en la sierra y disfrutar de la luz antes de volver a mi escala de grises. ¿Cómo haría Mary Poppins para atravesar la tiza y no mancharse el vestido?

23 comentarios:

Karina (Bambi) dijo...

Que la música del agua te llene de alegría el alma. Que el cielo azul te haga soñar como una niña.

Alf dijo...

Me parece estupendo ese cambio de grises por azules, aunque te recuerdo que el color del otoño es marrón, y allí podemos encontrar toda una gran escala de marrones, seguro que te gustan, disfrutalos, imagina un paseo por el retiro al atardecer con tonos anaranjado , el agua azul del lagito y las hojas marrones en els uelo y a tu lado un pedazo de zombie con camiseta marrón que te alegra la vida.

Alf dijo...

Por cierto, te recuerdo que me prometiste hacerme un pollito para ponerlo en mi fonendo cuando esté recuperado y peuda ir a trabajar.

Gálago dijo...

[Así que Mary Poppins sigue sirviéndonos de inspiración, ¿eh?]

La tiza... mi abuela de pequeña comía tiza para ponerse malita (con un poco de azúcar le pasaba mejor).
Otros no queremos ni rozarla, mira tú.

Yo te mando mil besos azules (seguro que Ari me ayuda en esta avalancha)

al dijo...

Bueno, yo en lugar de besos azules te mando besos de agua (como Bebe) de la entrañas de la tierra, que están llenas de agujeros.

El otro día, por cierto, se me fue la mano con el metro de Palma.

BOMBIS Y BOROMBIS dijo...

La abuela de gálago comía tiza... los comedores de tiza... la pica... los comedores de grises... Puedes engullir tus grises y pintarrajearte el rostro con azules de agua, verdes de campo y amarillos de sol no gris de mañanas no grises, de despertares de luz. Puedes convertir el otoño en un verano circular.
Nosotras nos asomamos a tus colores.
Besitos.

RID dijo...

Para no mancharse sólo hay que decidir que uno no quire mancharse... Pero, que lástima perderse las manchas, no?

chiscoleando dijo...

Nada de grises Nata! Pintemos sobre ese gris un gran lunar azul sobre el que llueva y salga el arco iris. Un arco iris como el de Rainbow Brite ¿recuerdas? Un arco iris sobre el que veamos pasar a Mary Poppins.

Nata dijo...

Karina: lo más gracioso es que no me gusta nada el color azul (con perdón de Ari, por supuesto). ;)

Alf: ¡el pollito! ¡Se me había olvidado! ¡Qué desastre! En cuanto tenga un ratillo, me pongo con ello. Vas a tener el fonendo más requete del centro de salud, ya verás. ¡¡Ponte bueno!!

Gálago: es que Mary es mucha Mary. ¿Alergica a la tiza tú también, Fati, o simple repeluco?

Al: a ti también te debo un regalito. En cuanto todo se normalice, Avon llamará a tu puerta, o el cartero, que da menos miedo.

Bombis y borombis: ni siquiera te he dado la bienvenida alunarada. Mil perdones. Últimamente tengo un cántaro por cabeza. Gracias por tu visita y por tus palabras. Be0sos

Rid: mancharse es un clásico en mi familia. Bueno, eso y darnos golpes absurdos. Un besito, Rid.

Chiscoleando: ¡vaya tela, no me acordaba ya de Rainbow Brite! ¡Menudo flashback! ;)

Odiseo dijo...

Señorita Nata, pregunta usted qué hacía Mary. En realidad, lo que hacía, metafóricamente, no ir a un mundo de colores, sino traer los colores a su vida. A mí el otoño me parece que está lleno de colores, brillantes y desvaídos, pero todos bonitos. El sol es más rojizo, las calles brillan con la lluvia y los espíritus melancólicos nos excitamos muchísimo prendidos de nuestra esperanza e ilusión.
PD. Y si no, acuérdate de aquella noche loca...
PD2. Eh, que conmigo también tienes otra deuda. A ver si pagas.
PD3. ¡Vaya tela! Aquí no se perdona nada.

claudia paredes dijo...

Puedes irte lejos, muy lejos, con sólo cerrar los ojos. Mary atravesaría la tiza en su imaginación y te aseguro, no se mancharía.

Nata dijo...

Señor Odiseo: mil gracias, hombretón. Así de lindo deberías escribir en tu blog, ya te lo dije, se te da mejor lo dulce que lo amargo. No recuerdo la deuda, si me refrescas la memoria... Soy un desastre, ya te lo habrán dicho por ahí.

Claudia: entraré en tu blog, es uno de esos buenos lugares para esconderse y soñar.

noë dijo...

Mary Poppins era un holograma!
A mi me gusta el gris, es un color muy sufrido (y necesario)...
Aunque incluso los colores, son la precepcion que uno tiene de ellos.
Pufffffff yo tb tengo un momento gris, mejor te mando un besazo y te veo pronto Nata!

Piniblú dijo...

yo tb prefiero el arco iris antes que los grises, pero la vida es un compendio (a veces asqueroso) de todo el espectro... busca tus colores, al fin y al cabo la Nata es blanca y los reúne todos. Sigo aquí, no lo olvides. Un millón de besos

Superesku dijo...

que estrés que estrés, no me da tiempo ni a pasarme a saludar

{i love autumn}

http://escondite-ingles.blogspot.com/2006/11/fall.html

Alfie dijo...

¿Cómo va ese grisaceo retorno al hogar dulce hogar? Oye, no te preocupes, a mi me pasó lo mismo que a ti, después de estar emancipado en la calle amparo, allí en mi ático con mi maría... tuve que regresar al hogar dulce hogar, para ahorrar y poder emanciparme definitivamente. Cuando estés mejor de moral te contare cuanto tarde en volver a emanciparme, es para no aumentar tu escala de grises al negro. Un besazo enorme.
PD: Por cierto, perdoname, al pedirte el pollito no quería generar esa legión de trabajos pendientes que debes tener por ahí, era sólo para darte uan pequeña ocupación y mantenerte entretenida, un poco más ya sabes tu, hacer pollitos desestresa de las mudanzas horribilis.

Nata dijo...

Noë: a ver si entre tanto gris se nos cuela un verde. Un abrazo enoooooorme.

Piniblú: no me olvido. Mañana te escribo un correo y te cuento con calma. Ay, mi pini, qué rica que es. Gracias por todo, guapa.

Supersku: no se me estrese usted que me tiene que salvar del mundo.

Alfie-pollo: pues de no ser porque mi madre no está en casa, el retorno al hogar hubiese tenido otros tonos mucho más alegres. A ver si se pone buena pronto y la tenemos de nuevo cerquita. Espero que estés mejor. Te debo un pollito y una llamada.
Un abrazote gigantesco a los dos.

ariadna dijo...

un poco tarde, pero me sumo a la avalancha de gálago!!!! cuidado, se acercan millones de besos azules en desbandada!!!

Odiseo dijo...

A ver,; me autoinvité a uno de esos aquelarres que soleis celebrar tú y tus amigas, corriendo desnudas, enloquecidas al son de las flautas y el crepitar de las hogueras. Todavía falta un poco para el solsticio de invierno; así es que te da tiempo a enviarme un taxi-escoba, que yo ya voy preparando mi capa negra y roja.

chiscoleando dijo...

El día a día no es igual sin tus lunares Nata.

Superesku dijo...

toma toma y toma!!

{estoy dentro de amiguetes!!!!}
.
.
.

*fíjate que me ha hecho ilusión

Anónimo dijo...

Por eso os amo, inocentes, amorosos seres mortales
de un mundo virginal que diariamente se repetía
cuando la vida sonaba en las gargantas felices
de las aves, los ríos, los aires y los hombres.

Nata dijo...

Ari: muchas gracias. ;)

Odiseo: siento decepcionarle, pero no soy yo mucho de aquelarres. Demasiado friolera, quizá.

Chiscoleando: gracias por visitarme a pesar de mi ausencia.

Supersku: pues claro, cómo no.

Anónimo: el autor de los versos te ha delatado.