Medio vacía

Un buen día uno se despierta y descubre que se ha convertido en un mensaje dentro de una botella varada en la arena.
La sensación es desoladora.
El tiempo se detiene.
La ilustración pertenece a El árbol rojo, de Shaun Tan.
Leerlo es toda una experiencia, sobre todo si te has levantado con ganas de atrincherarte bajo las sábanas. Lástima que no lo lleve siempre conmigo últimamente. Para los que conozcan ya a este GENIO de la ilustración, una buena noticia: Barbara Fiore Editora acaba de publicar su último libro, Emigrantes.

8 comentarios:

z0mbi dijo...

"Just a castaway, an island lost at sea, oh
Another lonely day, with no one here but me, oh
More loneliness than any man could bear
Rescue me before I fall into despair, oh

I'll send an s.o.s. to the world
I'll send an s.o.s. to the world
I hope that someone gets my
I hope that someone gets my
I hope that someone gets my
Message in a bottle, yeah
Message in a bottle, yeah"

¿Y si, a fin de cuentas, la vida no es más que millones de personas viviendo solas en millones de islas solitarias?

Prefiero los tiburones.

¿Para cuándo uno con lunares en las aletas?

Nata dijo...

Tu isla nunca sería un lugar solitario. Hasta los tiburones se acercarían a la orilla para pedirte al oído recetas secretas y escuchar tus cuentos.

Gálago dijo...

Cuando escuché que era uno de tus libros más queridos lo saqué de tu estantería... y llegué al brote rojo.

(Ahí estaba, como me había imaginado)

Seguro que no hace falta que te diga cuánto me gustó. Ahora iré a por este otro...

Z0MBI dijo...

Gracias, gracias, no soy digno, no soy digno.

=D

A lo sumo los visitantes que tendría serían los miembros de una hambrienta marabunta proveniente de un pequeño volcán que no es otra cosa que un inmenso hormiguero. Ya me veo enfrentándome a la negra marea quitinosa, abriendo zanjas, inundándolas primero de agua, luego de brea y finalmente incendiando esta última en un loco intento por frenar su avance inexorable.
Por otro lado, no sería la primera vez que protagonizara un acto semejante. Coruña, 1987: un muchacho hizo frente a un temible hormiguero situado en el pasillo de dobles de un campo de tenis. No fue una marabunta, pero es que yo no era Charlton Heston ni había ninguna Eleanor Parker...

[*]. dijo...

me encantan las escafandras
.
..
.
{me apunto el libro en mi lista}

Nata dijo...

[*]: No sé por qué pero creo que te gustaría más "La cosa perdida" (a veces yo también tengo superpoderes).
Por cierto, ¿cuándo terminan las obras en tu blog?

ariadna dijo...

secundo la moción! la cosa perdida es absolutamente maravilloso, muy indicado para un superhéroe!
nata, gracias por compartir tus descubrimientos!!! ah, por cierto, desde la botella y desde la isla, todo lo que se ve es azul :)

Superesku dijo...

Gracias por las recomendaciones plancho mi capa y me voy volando a buscarlos

*las obras estan casi casi a punto...

{inconvenientes de meterte tu mismo a albañil cuando no tienes mucha idea de poner ladrillos}