Sin disfraz






De un tiempo a esta parte, dar una patada a una piedra ha dejado de tener gracia, porque bajo las rocas se retuerce un bullicioso enjambre de sabedores de todo y hacedores de nada. El que no es economista a tiempo parcial y sienta cátedra en la barra del bar dando la martingala a todo aquel que tenga orejas, coge la cámara y se siente Cartier Bresson; los hay que diseñan adefesios surtidos que colocan sin pudor en la plaza del mercado de otros ciegos que se piensan tuertos, los hay que pintan la mona con brocha gorda o que pretenden publicar sus listas de la compra sin haber juntado la "p" con la "a" en su puñetera vida...  Sin duda alguna las abuelas del mundo han dejado de cumplir su ancestral función y cada uno se autoetiqueta la frente como le viene en gana al son de los aplausos de la cla de turno. Y mientras todo esto ocurre, una inmensa minoría de humanoides, tan raritos como conscientes, sólo queremos arrancarnos cualquier tipo de cartelería (ardua empresa la de vivir en los pronombres), sentarnos frente a una cabra y existir como lo haría un peñasco, con sencillez.     

13 comentarios:

carmela* dijo...

Eso es lo que quiero yo, poder sentarme y mirar todos los dias a las cabras, reafirmar que la vida es fácil y que no puede ser tan difícil como nos la pintan. Viva las cosas sencillas!!!!!

Nata dijo...

Algún día los campechanos conquistarán el mundo y la petulancia, casi siempre compañera de la mediocridad, será castigada con dosis letales de indiferencia y descojono.

Anónimo dijo...

Qué gusto despertarse una mañana de vacaciones, venir aqui, ligera de equipaje, despeinada, y encontrarse con la lucidez de la gente sencilla. :-) Buenos dias Nata! Bonitos paisajes, donde seguro que bajo las piedras encuentras un bonito hormiguero de esos que te puedes pasar horas mirando... Gracias por recordarme que hoy me "desvista" de chorradas. Un beso.
(Belén)

{pequeño.mapache}* dijo...

clap, clap, clap

Nata dijo...

Belén: en pelotas todos somos medio primos. ¡Felices vacaciones, despeiná! :)

Sr. Pérez: le veo a usted muy onomatopéyico... ¿Cómo sonará el buen rollo?

ariadna dijo...

una vez una cabra se comió la sandía que habíamos llevado a la playa para comer, ante nuestra atónita mirada desde el agua. la echo de menos. a la sandía no, a la cabra. y a ti. ¿alguien se apunta a formar la brigada antietiquetas?

eulez dijo...

¿Campechanos? ¿Como el Borbón? ¡Eso no, por favooorrrrr!

Por cierto, a los cantos se les suele pegar de patadas y ni protestan los muy pasivos.

A todo esto, feliz año (temporada/curso) nuevo.

Nata dijo...

Ari: ¡cuenta conmigo! Ay, yo también te echo de menos... ¿Vendrás el viernes al estreno de Al? Sería genial un encuentro en la tercera fase de la cuarta pared... :)

Eulez: campechanos republicanos, se entiende. Respecto a lo de la insensibilidad de los cantos, tengo una réplica en la punta de la lengua no apta para hombres de ciencia, así que mejor me callo que no quiero que me pongas a caldo de pollo. :)

Anónimo dijo...

Hacía mucho que no la escuchaba, y me la has recordado:
http://www.youtube.com/watch?v=4isVpn39c1s

Por cierto, ya estamos de vuelta, así que habrá que verse.

Un besazo.

Fdo.: Rasca y cía

Anónimo dijo...

Con tu 1,80 de estatura, de guijarro no te veo, Nata. :P
Ana

Nata dijo...

Rasca: ¿cenita en mi blanco hogar el fin de semana que viene? Eso sí, a la luz de las velas, que la bombillera va a subir 2 euros del ala...

Ana: tienes razón, yo me veo más de coprolito... ¡Bruja! :)




Esti dijo...

Eso.

Odiseo dijo...

Ja ja ja. éste ha estado bueno. Cubista, futurista y estridente...