Sed de lluvia



La hija de Electra está hasta las narices de la sequía y se ha pasado al grafiti reivindicativo.

14 comentarios:

Bernardo Gui dijo...

No me hable usted de refracciones de la luz al atravesar el agua, no me hable usted, por favor… Si se pregunta por qué, pronto lo sabrá.

Anónimo dijo...

¿No será el espíritu de Judy Garland?

Nata dijo...

Bernardo Gui: explíquese, por Dios.

Anónimo: o el de Tove Jansson...

Alberto Ramos dijo...

O el de Pink Floyd.

Nata dijo...

Me aburre Pink Floyd. Hale, ya está dicho. Ahora comenzará la lluvia de pedruscos y los oprobios habituales, me lo veo venir... Soy una valiente.

Alberto Ramos dijo...

Yo no soy flan de Pink Floyd, aunque confieso que una vez escuché un disco suyo. No llegué a acabarlo, pero es que ya no tenía más ropa que planchar.

Nata dijo...

Te entiendo perfectamente, Al, yo una vez no pude dejar de planchar porque no se acababa nunca un tema de Pink Floyd.

Mecacholo dijo...

¿Y ahí sigues, con la plancha en la mano, víctima de un vinilo rallado?

Nata dijo...

Tu comentario parece la letra de un tema ochentero de alta gama. Así me gusta, Meca.

Mecacholo dijo...

Se hace lo que se puede...
Si es que tengo alma ochentera. ¿A que, al leer el comentario, has visializado al fondo una pared con papel pintado a topos marrones y naranjas con fondo claro?
Qué le vamos a hacer...

Nata dijo...

Más bien he visualizado una foto que vi una vez en casa de una amiga tuya (guapísima ella, por cierto -la dama, se entiende, no la foto-) en la que un joven y lozano Mecacholo posaba junto a una panda de mozalbetes/as luciendo un pelo muy Morrissey...

Odiseo dijo...

Nata, eres una asna. Para tu vergüenza, bastará con decir que tu pobre gusto musical está a la altura de los tiempos. Ahora entiendo mejor como te puede llegar a gustar Elvis Costelo, que ese sí que es un peñazo de mucho cuidado. Lo que ya no me cuadra tanto es lo de Burt Bacharach. En algo tenías que acertar. ¡Dios mío! ¡Ubinam gentium sumus!

Nata dijo...

Aquí el único que rebuzna eres tú, así que ya me dirás quién es el asno, soplaflautas.
Por cierto, me debes un libro...

Odiseo dijo...

¡Esto es indignante! Ah, Nata ingrata, yo que lo único que me merezco son besos y abrazos, tengo que sufrir estos insultos vitupiriosos. Vaya tela con las mujeres. Y si soplo la flauta, qué. con mi gran pericia en el manejo della elevo los espíritus sensibles y harta maña que me doy con dedos y labios y aun lengua, que no todo va a ser soplar, soplar y soplar, como el lobo de los tres cerditos.