NYC









Sigo prefiriendo Lisboa (por cierto, las clases de portugués progresan adecuadamente), pero han sido ocho días que, con total seguridad, andan ya chocando unos con otros en mi lóbulo temporal medio, o dondequiera –cómo me gusta este adverbio– que se escondan los recuerdos felices.

8 comentarios:

Bernardo Gui dijo...

Mientras no tenga usted un fallo en dicho lóbulo que la lleve a ser ingresada y escaneada sin freno, para finalmente acabar recurriendo a un servidor con el objeto de que le saque las castañas del fuego de las calderas de Pedro Botero y alce su alma por sobre (cómo me gusta esta locución, tan carpenteriana, y no me refiero a John) los círculos infernales… Ah, no, que aquello tenía lugar en Washington D.C. y esto era New York, New York.

;)

Bernardo Gui dijo...

Interesantísimo hallazgo el suyo. Efectivamente, el cartel del medio es de la maravillosa escuela polaca, que tanto nos satisface a ambos. La película, por lo visto, obtuvo el premio del jurado en Cannes en 1973. Aquí le dejo los primeros nueve minutos: http://youtu.be/H0qb2W0ldjc

carmela* dijo...

Lisboa siempre!! Además allí puedes faltar a primera e irte a la cafetería :P, y comerte un dulce de Belem, ñam!

Nata dijo...

Bernardo: aún no me ha dado por precedirle a los invitados que morirán en su nave espacial, así que ande tranquilo, pater.

¿Sesión el domingo para ver la joyita? Si Dios quiere, por supuestísimo.

Carmela: ¡total hambruna sólo de pensarlo!

{*} dijo...

por lo que veo...lisboa 3-nuevayork 0

*esque en nuestro estado da mucha pereza salir de la península

Anónimo dijo...

Sólo quiero mandar un beso a mi alunarada y querida amiga. Beli

Mecacholo dijo...

¡Cómo te mueves, jodía! Pásalo bien los días libres que tengas y feliz 2012, Natula.
Mecacholo.

Encarna dijo...

Lisboa mola muuuchoo!!