Rumanía I


Aterricé con ganas de perseguir sombras y he regresado con más colores en la maleta que la caja de 36 de Carioca.

11 comentarios:

Z0MBI dijo...

Nadie imaginaría que un cementerio transilvano podía ser tan luminoso, desde luego. Si el voivoda de Valaquia levantara la cabeza, jejeje…

Nata dijo...

Bueno, realmente el cementerio estaba en el distrito de Maramureș, al norte de Transilvania. :)

Anónimo dijo...

Como en casa, ¿no?

Ana

messmES dijo...

Me da que nos vas a descubrir un país multicolor. Tu blog es...revelador, me encanta!

Nata dijo...

Ana: Ya sabes que soy yo muy de flores en el vestir... :)

MessEs: ¡Mil gracias por la visita y por el comentario! ¡Bienvenida al castillo!

{*}. dijo...

{Rumanía... es otro país}

Nata dijo...

Rumanía es un jardín. :)

Anónimo dijo...

bueno nata, te quejabas de que no te escribía en el blog, pues aquí estoy.
Las fotos son chulísimas, espero que me enseñes todas otro día.
Un beso.
FDO:creo que ya lo sabes ;)

Nata dijo...

¡Toma ya, Alva! ¡Qué sorpresón! ¡Vente a casa cuando quieras y te enseño las fotacas! Jo, qué ilusión, de verdad. Soy tan pava que me he emocionado y todo... Aunque, ahora que lo pienso, que mi sobrino esté en edad de participar en mi blog me convierte instantáneamente en una viejuna. Qué horror... :)

Anónimo dijo...

Yo deseando de ir, cuando puedas un día de estos me llamas y ya lo vemos.
Un besazo enorme.

Nata dijo...

Ay, qué bonito eres, coñe.