The Great Pretenders

Los domingos por la mañana Madrid finge ser una ciudad amable, y yo, que disfruto de lo lindo disfrazándome de crédula, me tomo un vermú de grifo y brindo por su tapujo.

12 comentarios:

carmela* dijo...

Los colores ya están aquí y eso le alegra el día a cualquiera! :)

Raquel dijo...

Bien por tí, que le ves el punto animoso. Los domingos despiertan lo mejor de nosotros.

ariadna dijo...

¡es que no hay nada tan divertido como disfrazarse! felices colores, nata :)

Nata dijo...

Carmela: ¡Pero hoy ha vuelto el gris para hacerle compañía al lunes! :)

Raquel: Ya queda menos para el próximo... :)

Ari: ¿Te disfrazas de guirnalda y te vienes el 16? :)

Mecacholo dijo...

"Los domingos despiertan lo mejor de nosotros"... siempre que no entremos a misa.

Nata dijo...

Yo siempre he preferido estar repicando, sí. :)

Bernardo Gui dijo...

Ay, infelice, ay, refugio de toda legión, ay, maese Mecacholo, que parece usted goza de acompañarse de escura gente. Le recomiendo apretarse bien el cilicio durante una semana. Especialmente en domingo, día de nuestro Señor. Vamos, genuflexiónese, ande.
Y a usted, querida Nata, que no hay mejor modo de salir de la Santa Misa que con un vermú en la mano.

Mecacholo dijo...

Mecachis... siempre se me olvida que Maese Gui lo lee todo. Me he vuelto a meter en un lío, me temo...

Anónimo dijo...

Como es posible que tambien desde aqui se critique la religión. Que pena.

Z0MBI dijo...

Parece reñido el puesto de Inquisidor General.

Mecacholo dijo...

Las críticas se han moderado en lo posible por respeto a la autora del blog, que nada tiene que ver con las opiniones libres de los comentaristas y que en nada la deben comprometer a ella. Si deseas rebatir argumentos iconoclastas, Anónimo/a, serás siempre bienvenido/a en los ámbitos que seguramente tú consideres más apropiados. Te doy algunos ejemplos: http://www.facebook.com/group.php?gid=45953843391,
http://ateos.org,
http://www.laicismo.org/europa_laica (aunque quizás esto te quede algo lejos),
http://www.apostasie.org/spanish/index.php

Nata dijo...

No conviene invocar la pena alegremente...