Le ballon rouge

Después de ver por vigésimo cuarta vez esta maravilla, he vuelto a sacar los rotus del cajón.

11 comentarios:

Z0MBI dijo...

Querida Richtoffen, te han quedado estupendos los bolsos.

alicia dijo...

Jo, qué maravilla de peli.Como no sé como agradecerte el descubrimiento creo que lo mejor será mandarte un espléndido globo con sonrisa que ahora mismo sale por mi ventana... Estate atenta que es tan despistado como yo y a lo mejor se cuela en casa de la vecina :)

Nata dijo...

Zombi: si no es mucha molestia, prefiero al que portaba un caniche. ¿Cómo se llamaba? ¡Ay, qué leche, lo tengo en la punta de la lengua! Es la falta de sueño...

Alicia: ¡estoy encerrada en una torre, pero intentaré sacar un brazo por la claraboya para agarrar fuerte la cuerda! :)

Anónimo dijo...

¡Qué contenta se va a poner Claudia! ¡Qué bonitos son, Nata!

Anónimo dijo...

Tienes talento, tienes estilo y un montón de cosas en la cabeza. No necesitas más que un poco de tranquilidad para dejarlas salir, seguro que merece la pena.

Lidia

Raquel dijo...

Si te ha inspirado de esa maera tendré que verla yo también.

Nata dijo...

Anónimo 1: ¿Ana?

Lidia: vaya, pues muchas gracias. :)

Raquel: ya me contarás... :)

Z0MBI dijo...

Te refieres a Rudolf Berthold. El mejor de todos sin duda. Al menos el que los tenía mejor puestos o el más temerario.

Anónimo dijo...

Y yo que me alegro, Natis, no te imaginas cuánto...
Besos.

Nata dijo...

Zombi: ¡el mismo que viste y calza! ¡Qué elegancia, qué porte, qué temple! ¡Ya no quedan hombres así, mecachis! :)

Patris: estoy deseando ver tu comentario cuando a golpe de click te encuentres con Arabela. :)

color lili dijo...

He ! Es mi bolso con mema ! Lo adoro! Me recorda que no hay que tomar prisa y el ritmo de caracol es perfecto para ir de compras. Gracias otra vez mas!

Lili