Cosas que pasan

La laguna negra no es negra. Quizá nunca lo fue.

14 comentarios:

al dijo...

Es una laguna mental.

Ssopita dijo...

Preciosa!, se podrá patinar sobre ella?... :)

Raquel dijo...

Todos tenemos nuestro lado oscuro.

mecacholo dijo...

Cómo te mueves, chavala.

Ya estoy de vuelta... :(

Nemo dijo...

El agua nunca fue incolora ni insípida. En algunas partes, ni siquiera inodora. Otro embuste más.

Esti dijo...

¿Le cambiarán el nombre en invierno?

uncentimo dijo...

está precioooosaaaaaaaaa

Nata dijo...

Al: de esas tengo muchas yo... :)

Sara: cada vez que el ser humano hace suyo un entorno, lo erosiona. Menos mal que aún quedan lugares semipuros. :)

Raquel: me resultan muy atractivos los lados oscuros, quizá porque son más sinceros. :)

Mecacholo: ¿ya? ¿Tan pronto? ¡Se me ha pasado volando! Seguro que el cachorrito echa de menos a su papá. Yo también te he echado de menos. :)

Nemo: ¡bienvenido al mundo falaz!

Esti: el cartel debería ser reversible, tienes razón. ¿Cómo va la hipoteca del castillo? :)

Un céntimo: yo también lo creo. Volveré en Primavera para comprobar si es realmente negra.

Anónimo dijo...

¡Qué falta de respeto a don Antonio, mecachis!

Nata dijo...

¿Qué Antonio, Antonio?

:)

zombi dijo...

En sus profundidades abisales yace sepultado por millones de metros cúbicos Aquel Cuyo Nombre No Debe Ser Pronunciado. Solo espero que no interrumpierais su sopor...

mecacholo dijo...

Pues mejor no avises, hombre...
:)

Nata dijo...

Eso digo yo, Mecacholo. :)

Ssopita dijo...

Es verdad,... creo que me dejé llevar por la ilusión de patinar sobre aquella laguna... pero no creas que la imaginé con gente... :)