8 de diciembre

Tengo la sensación de que el mago no tenía demasiado bien ensayado el truco. No volviste a aparecer. Sin embargo, yo sigo esperando sentada frente al enorme cajón. La cortina de terciopelo rojo no se mueve, pero yo deseo con todas mis fuerzas oír los aplausos del público.

17 comentarios:

ada dijo...

yo también desearía oírlos...

un abrazo muy,muy fuerte!!

Anónimo dijo...

Nata, bonita, sólo quería mandarte un beso MUY MUY fuerte y un achuchón muy especial con todo mi cariño.... mmmmuac.
¿Te has planteado que tal vez el mago si conocía su truco?. A lo mejor no era el que esperabais, el que todos conocemos; y, sencillamente, el mago se salió y su magia ya no era una ilusión, era un juego de dimensiones... Ahora sólo tendremos que aprender a mirar en ellas...

zombi dijo...

Ánimo, Nata. Tu mamá fue todo un ejemplo para su raza. Y tú lo serás, pues ella era como tú a tu edad.
Besos.

ariadna dijo...

El truco sí ha funcionado: que sigas esperando me hace pensar en que sí existe la magia... muchos besos preciosa

uncentimo dijo...

Vaya, quizá no tengas que esperar más, porque nunca se ha ido de tu lado.
Muchos besitos

claudia paredes dijo...

Aceptas aplausos de una maga?

al dijo...

¿Y aplausos de un inclonable?

Un abrazazo.

mecacholo dijo...

Did you wear black on the outside
'cause black was how you felt on the inside?
After all, you look well in black!

Nata dijo...

Ada: abraza muy fuerte a tu peque, que las mamás sois como enormes chimeneas, siempre dando calorcito. :)

¿Patricia?: tendré que graduarme las gafas de nuevo para ver si empiezo a ver más allá. Gracias por los cariños. :)

Zombi: ya quisiera yo parecerme aunque sólo fuese un poquito, Valdés. Echo de menos su fuerza, su alegría, su sentido común, su gigantesca capacidad de amar, sus abrazos rollizos... En fin...

Ari: ¡ese sería un pensamiento típico de mi madre! Siempre tenía razones de peso para convertir lo negro en blanco Ariel. ¡Esto sí que es magia! :)

Un céntimo: muchas gracias por tu comentario. :)

Claudia: los aplausos de la Maga son siempre bienvenidos. :)

Al: si la montaña no va a Mahoma, Nata irá a Barcelona. :)
Otro abrazazo también para ti.

Mecacholo: con esta percha, me sienta bien cualquier cosita, la verdad, pero sí, el negro especialmente... ;)
Un beso muy gordo para la familia monocroma. :)

ariadna dijo...

Nata, he oído lo que le has dicho a Al... ¡queda inaugurada la plataforma de presión Nata a Barcelona YA!

Nata dijo...

¡Se me están borrando las huellas digitales de tanto apretar botones, Ari! :)

zombi dijo...

Doy fe de que el artilugio ese, el adminículo botonil que le regalaste, no se despega de las yemas de los dedos (agarrotados) de Nata. Has creado un monstruo, Ari, un monstruo que hace clic, clic, clic, y de vez en cuando sorprende con un poing.

Ciudadano B dijo...

La cortina de terciopelo permanece inmovil, pero todo se está moviendo a tu alrededor... Piensa que quizá el truco sea ese... ese algo que gira alrededor de tu vida.

Abrazos mil desde la ciudad deshabitada.

Anónimo dijo...

Las cortinas siempre permanecen inmoviles, ocultando algo que solo nos muestran cuando un soplo de aire las mueve. Busca ese soplo a tu alrededor y en tus recuerdos encontraras que eso que te falta esta muy cerca de ti, pues no lo has olvidado y lo que no se olvida por mucho mago que actue nunca desaparece.
Un saludo.

Nata dijo...

Zombi: ¡click!

Ciudadano B: pero todo gira demasiado rápido...

Anónimo: gracias por tus palabras.

Odiseo dijo...

¡Aaaaaagh! ¡Natalia! ¡ëste sí que ha sido bueno! Es impresionante e iba a decir la frase hecha de que “raya en la genialidad”. No raya, la pasa. Siento convulsiones y espasmos emocionales, estéticos y líricos. Por eso digo ¡Aaaaaagh!
Tus ideogramas siempre vienen envueltos en un enjambre de sugestiones luminosas, vibrantes y brillantes que resuenan en nuestro interior, iluminando con sus destellos, como un flash, rincones oscuros de nuestro interior que estaban ahí, pero que no se veían muy claros. Pero es que con éste (ahora sí diré la frase hecha) te has excedido a ti misma. Ten en cuenta que yo sólo había leído el texto y, por lo que dicen los demás, sólo he descubierto más tarde el resto del sentido. El texto solo, ya de por sí, es autónomo y me remito a lo que acabo de decir. Después, con el sentido pleno, la comprensión se ha abierto en mí, como una flor, con todas sus facetas de cristales sentimentales. Y la admiración y entusiasmo de antes se tiñe ahora de un rojo oscuro, profundo sentimiento de afecto por ti. Un beso, un abrazo y una sonrisa triste.

Nata dijo...

Un beso gordo, Odiseo.