Mema 4

La niña espiral ha perdido tantos paraguas que ya no lleva la cuenta (porque le faltan dedos y le sobran olvidos). Así que, cuando llueve, su pelo se transforma en un caracol.

20 comentarios:

Lídia Clua dijo...

Cuando vivía en Santiago de Compostela no perdíamos paraguas simplemente los intercambiabamos, aparecias en casa con un paraguas nuevo cada dia... Aunque el final ya no los sacabas ni de casa, quedabas igual de mojado con o sin. Mejor convertirse en caracol!

ariadna dijo...

los mejores días de mi infancia eran los que llovía y me venía a buscar mi padre sin paraguas. Eramos dos caracoles paseando lentamente bajo el agua... supongo que empezó por despiste (el nivel de descuidos de mi familia es exagerado) pero ahora daría lo que fuera por olvidarme el paraguas, llegar a casa empapada y tomarme la merienda viendo barrio sesamo :)

zombi dijo...

Me encanta, sobre todo porque este es especialmente siniestro (muy Uzumaki) a la par que inocente y hermoso.
¿Qué hay más siniestro que la inocencia?
A veces me doy miedo. ¿Será por eso que soy tan inocente a veces?

{*}. dijo...

he leido esto y me he acordado del niño melón...

{no me preguntes porqué}

Ssopita dijo...

Yo no perdí nunca un paraguas... será que vivo demasiado pendiente de todo... que rollo no?...

Por cierto cómo me he reido con lo de el "niño melón, niño melon"...ja,ja,ja, es que me hace tanta gracia!!!Genial...

muuuuua

MiKiMoNo dijo...

ay no me digas!!! qué disgusto!!! lo peor es que no tengo más bolsitas :(. Cuál te falta?? ay qué mal!! se van a enterar estos de correos!!! porque a mí tampoco me la han devuelto!!

Tengo tu dirección, así que cualquier día te llega un paquetito de mikimono, eso seguro.

Por cierto me encanta tu mema 2, me identifico con ella por eso de la memoria selectiva, jiji.

al dijo...

Parece una ensaimada ensimismada.

AB Complementos dijo...

Genial!

Nata dijo...

Lídia: lo de convertirme en caracol no me agrada desasiado. Los días de lluvia salgo de casa yo y vuelve Diana Ross. :)

Ari: los días de lluvia mi madre me miraba cuando íbamos por la calle y me decía: ¡no, Natalia, no! ¿Vale? ¡No te lo voy a decir más veces...! Yo la miraba con cara de buena y asentía. Pero mi amor por los charcos era más fuerte que yo y... ¡Plas, plof, chof! :)

Supersku: me suena eso del niño melón, pero ahora no caigo...

Ssopita: pues todo es ponerse...

Mikimono: lo de la memoria selectiva es un gran invento. :)

Al: menos mal que no has dicho una caracola encolerizada... :)

ABcomplementos: esa será la mema 10. :)

{*}. dijo...



{niño melón}
.
.
.
y no me preguntes porqué

lady desidia dijo...

Pero qué bonitas son tus memas!!! me ha encantado la sirena invertida!

besos

Nata dijo...

Supersku: ¿me está llamando usted cabezona...? :)
La Mema 5 demostrará que no es precisamente cabeza lo que me sobra... :)
[No me acordaba ya del niño melón].

Lady Desidia: pues no sabes lo difícil que ha sido convencerlas para que se dejen dibujar: "que si tú no sabes utilizar los rotus, que estaríamos más guapas dibujadas por Lady Desidia, que a mí no me sientan los cuadros..."
¡Un horror! :)

color lili dijo...

ohhh! Que linda mema! Esa debe ser muy parisina, por todo lo que llueve aqui, pues un dia por dos a volverse caracol… (justo los dias que me olvido el paragua)…

Nata dijo...

Colorlili: pues sopla unas poquitas nubes hacia el Sur. ¡Necesitamos más lluvia y caracoles!
¡Besos!

Gálago dijo...

¡Hola caracola!

¿Sabes que a mi hermana le decíamos Doña Tiritas de pequeña?
Creo que podéis compartir el título, como otros tantos...
:)

Nata dijo...

Gálago: de lo que se entera una... Con esta información ya puedo dedicarme a extorsionarla un poco para conseguir ese mantel del año pera que tanto me gusta. :)

mecacholo dijo...

Es época de caracoles. Simplemente, estás a la moda. :)

Nata dijo...

Mecacholo: a la moda afro... :)

Yani dijo...

Nata guapa!
uff! qué puedo decir de tu arte... que me encanta y en especial me identifico un montón con esta figurita...
Gracias por ir a verme el jueves pasado. Me encantó veros por allí!
Abrazos y besos y también a los chiquilines y a su mamá.
Yani.

Casiopea dijo...

oohhh!!! Me gusta!!!

Me has recordado a Tim Burton en la Melancólica muerte del Chico Ostra, pero mucho más delicado, mucho más hermoso, mucho más pausado...

Me gustas, sí señor :)

Casiopea