Faringismo crónico

Me hubiese gustado mostraros un bodegón con perdices, granadas y objetos de latón varios, pero... Necesito mimos, que me encuentro francamente.

17 comentarios:

Lídia Clua dijo...

Oh Nata! Si te consuela ya somos dos... Ayer tenía que ser una noche preciosa de títeres en el bosque, y acabó siendo una actuación con mocos. Pero como con los títeres siempre hay un poco de mágia aquí te envío un poquito para ti. Besitos y abrazitos...

al dijo...

Cuando dices que necesitas mimos, espero que no te refieras a esa especie de payasos, porque significaría que estás realmente (lo que es mucho peor que francamente).

Mejórate, anda. :-)

Rafa dijo...

Espero que no tenga nada que ver con el fin de semana campestre...

Besos

Nata dijo...

Lìdia: ¡ay, pobre! Méjorate pronto. ¿Sabes que tu caracol se ha venido a vivir a mi terraza y se está comiendo las margaritas?

Al: demasiado tarde. mi demanda se refería a arrumaquitos virtuales, pero mi llamamiento era un poco confuso y ya van 3 los mimos que se han presentado en Villa Acnur. Los tengo encerrados en la terraza haciendo el moonwalker de una lado a otro.

Rafa: si la risa produce faringitis, fiebre alta y dolor en todo el cuerpo, entonces sí. ;)

Gálago dijo...

Te iba a mandar muchos besitos... pero no estoy yo ahora en condiciones de que me pegues nada (¡dos exámenes más y me licencio!)
Así que mejor me avisas cuando te pongas buena y entonces te hago mimitos, que nunca vienen mal.
:)

Chus dijo...

Ay, Nata guapa. Cuídate mucho y no te tomes todas esas pastillazas de la foto, que te vas a atragantar. Muchos besitos. Te echamos de menos

chiscoleando dijo...

Oh! No puede ser, ¿cómo que estás enferma? Te envío cucharaditas de miel que te ayuden a mejorar y sueños lunarescos que levanten tu ánimo!!!!

Nata dijo...

Gálago: ten amigos para esto, para verte solo en los duros momentos... ;)

Chus: si es que soy la alegría de la huerta del departamento... ¡Muchas gracias, guapa!

Chiscoleando: ganas me dan de pasar del antibiótico y seguir a pie juntillas la paramedicina chiscoleana. Un besazo de Nata.

Superesku dijo...

faringismo crónico y yo con estos pelos!

>>espero que no sea por intentar leer en bretón...


{te un supermimo haciendo que esta encerrado en una urna de cristal}

*y aunque no lo has pedido te mando muchos superbesos de superhñeroe.

ariadna dijo...

nata!!! me han dicho que la tintura de própolis (en herboristerías) es mano de santo para el dolor de garganta! recupérate pronto, besos y mimos azules

Lídia Clua dijo...

Ups... Pues si que ha andado el caracol, un dia de estos te mando al super jardinero Pol Girasol y te lo arregla en un periquete.

Piniblú dijo...

todavía sigues pochita? ains, pobrechita míaaaa... yo cuando estoy así y quiero que la pini me acompañe en mi lecho de muerte me dice que verdes las han segado, se ve que percibe los virus y huye. A ver si consigues más apoyo de tu representante del reino felino (aka Isolda). Muchos besos, guapa!

al dijo...

¡Claro, tintura de própolis! ¿Cómo no se me había ocurrido antes? ;-)

Te mando una docena de mimos más, para que se unan a los del balcón y éste se desprenda sobre la vía pública (sin daños colaterales). Y dos arrumacos de propina.

Y le pongo una vela a San Blas.

Garbajosa dijo...

are you ok? que te ha dicho el medico? los analisis? no tiene nada que ver con el cancer de pangea, no?

Nata dijo...

Supersku: ¡será inepta la doctora! ¡Lo que tengo es bretonismo, ahora lo veo claro!

Ari: tomo nota. No me gustan nada los antibióticos. ¡Ay, qué bien me sientan los besos azules!

Piniblú: Isolda se decanta por la acupuntura, con esos dientes agujiles que tiene. ;)

Lìdia: ya le dedicaré una entrada a Arturo, que así se llama el caracol.

Al: ¡más refugiados para Villa Acnur! Cómo se nota que has pillado el espíritu de la mansión-pensión en la que vivo. ;)

Nata dijo...

Pepón-Garbajosa: ¡pero qué burro eres! Mi Garbajosa nunca hubiese dicho cosas tan feas. ¡Ay, ay, ay...! Estás en la lista negra, como Harry Callahan.

claudia paredes dijo...

Desde Argentina, muchos besitos. Yo no tengo remedio. (De ningún tipo).